El Carnaval como terapia

¿Y por qué no? Con la implantación del modelo de atención con Unidades de Intervención Terapéutica en los centros de día Saraiva, hemos querido celebrar esta actividad como un programa terapéutico en toda regla, pensado específicamente para el desarrollo de la autonomía de nuestros mayores.

El Carnaval es toda una celebración especial en Saraiva, pues se empieza a preparar tras “comernos las uvas” en Navidad. En el centro de día nuestros mayores se involucran en la elaboración de todos los preparativos, desde la propia temática del carnaval, la elaboración de los disfraces, la decoración del centro, la sesión fotográfica, la organización de la fiesta y, por supuesto, no falta en todo este proceso la elaboración de los conocidos postres “orejas” y “filloas”.

Y es que el planteamiento es justamente ese, vivir el Carnaval desde el primer momento con un objetivo terapéutico que va más allá de disfrutar, reirnos y pasarlo bien, lo cual, todo sea dicho de paso, ya tiene una gran parte terapéutica. Para la preparación de los disfraces se involucra todo el equipo: terapeuta ocupacional, fisioterapeuta y equipo de auxiliares realizan un taller específico para desarrollar cuestiones clave como la motricidad final, la coordinación y concentración, la creatividad… Una vez hechos los disfraces, realizamos una sesión fotográfica con todos los mayores donde el foco está en la expresión corporal y la comunicación. Y finalmente, cómo no, la cocinoterapia, una actividad para estimular los sentidos – a través de olores, sabores y texturas – y la memoria, activando infinidad de recuerdos.

Pero esto no acaba aquí, para finalizar, cómo no… la fiesta, que tiene como temática “los años 20”.

Una terapia en toda regla.